Furtivo con 107kg de marisco hiere a un guardapesca


Ni confinamiento ni respeto a los recursos marisqueros, el sustento de miles de familias de Arousa. Los furtivos están dispuestos a vulnerar cualquier norma y, por lo acontecido en concesiones de Cabo de Cruz, a costa de quien sea. Además de verse expuestos al contagio, los guardapescas ven peligrar su integridad física. El último incidente tuvo lugar la madrugada de ayer, cuando un mariscador ilegal amenazó a un vigilante con un arma blanca.
Ocurrió en el banco marisquero de laLadeira de Triñáns, donde los guardapescas localizaron a dos personas en el mar con rastros sacando bivalvo. Con el ánimo de cogerlos con la mercancía en la mano, los vigilantes se internaron en una zona arbolada. Para su sorpresa, allí se encontraron con que había un tercer implicado que, precisamente, hacía labores de control.

En cuanto vio a los empleados de la cofradía echó mano a su bota izquierda para sacar un puñal que amenazó con utilizar. Afortunadamente esto no sucedió y aunque los tres furtivos pudieron escapar, los guardapescas pudieron identificarlos y, además, recuperar 107 kilogramos de bivalvo que fue devuelto al mar.

Comentarios

Entradas populares